Formulario de acceso

Inicio

Escuelas sin Tabaco ¿De que estamos hablando?

primi sui motori con e-max

La Escuela es un escenario ideal para llevar a cabo estrategias de prevención y de promoción de la salud. Los centros educativos acogen, una media de 6 horas al día durante 5 días a la semana, a niños y niñas desde edades tempranas y hasta bien entrada su adolescencia, en una etapa de su vida crucial para adoptar estilos de vida saludable. Por ello, desde los organismos de salud pública y de educación, se proponen intervenciones educativas y de promoción de la salud, basadas en las evidencias científicas, dirigidas a potenciar la escuela como escenario promotor de la salud. Tal es el caso del Plan de Educación para la Salud en la Escuela de la Región de Murcia.

Campaña Día Mundial contra el Cáncer. 2008

En este contexto, el pasado mes de junio se celebró la VII Jornada de Intercambio de Experiencias en Educación para la Salud en la Escuela, organizada por las Consejerías de Educación, Cultura y Universidades y de Sanidad y Política Social, con la finalidad de promover el intercambio de programas e intervenciones de educación para la salud entre la comunidad escolar y los profesionales sociosanitarios. Entre otros temas relacionados con la salud en el entorno escolar se hizo énfasis en el rol modélico del profesorado para la adquisición y mantenimiento de conductas saludables entre el alumnado y se mostró la necesidad de desarrollar programas de “Escuelas sin Tabaco”.

Conociendo que la edad de inicio al consumo de tabaco ronda los 14 años y que el tabaquismo continúa siendo hoy en día el principal problema de salud pública prevenible, es preciso llevar a cabo acciones de prevención del tabaquismo antes de que la juventud experimente con esta sustancia.Los programas de Escuelas sin Tabaco se han de basar en estrategias de promoción de la salud dirigidas a incorporar en la política del centro escolar medidas de control y prevención del tabaquismo eficaces, similares a las utilizadas en centros sanitarios, como es el caso de la Red de Centros Sanitarios Libres de Tabaco, recientemente identificada como una Buena Practica en el Sistema Nacional de Salud por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
Tres son los pilares básicos de estos programas, al igual que los propuestos para el desarrollo de Escuelas Promotoras de la Salud. En primer lugar, abordar la prevención del tabaquismo en el currículo formal, incorporando en el Proyecto Educativo de Centro (PEC) y en la Programación General Anual (PGA), de manera transversal, contenidos curriculares dirigidos a facilitar conocimientos sobre los efectos del tabaquismo, que trabajen los valores y las actitudes ante el consumo y que les capaciten en habilidades sociales y de comunicación para hacer frente a la presión social y grupal, fomentando una actitud critica ante el tabaco.

En segundo lugar se han de llevar a cabo acciones dirigidas al ambiente escolar, tanto lo que supone el currículo oculto -los valores y actitudes promovidos dentro de la escuela- como el espacio físico, de manera que no se permita fumar en todo el recinto escolar y se promueva así el cumplimiento de la legislación vigente. En este sentido se ha de implementar actuaciones para disuadir al personal del centro del consumo de tabaco en el mismo y en sus inmediaciones para evitar ser vistos por el alumnado.

En tercer lugar se ha de tener en cuenta que, para conseguir un mayor éxito, es necesaria la participación de toda la comunidad educativa, incluido el personal no docente y la familia. Para ello es decisivo poder contar también con la colaboración de profesionales sanitarios del ámbito de Atención Primaria de Salud, de unidades de deshabituación de centros hospitalarios o de otras entidades comunitarias como podrían ser los Ayuntamientos o Sociedades Científicas. De tal manera que con la ayuda de estos colectivos sanitarios se facilite la deshabituación tabáquica a la comunidad educativa y se contribuya a promover una vida sin tabaco.

La evidencia científica muestra que existen programas escolares eficaces para prevenir el consumo de tabaco, especialmente cuando estos están dirigidos a mejorar las competencias sociales del alumnado y trabajan la presión de grupo. Sin embargo no son eficaces las intervenciones dirigidas solamente a ampliar conocimientos sobre los efectos del consumo de tabaco, es decir muestra la ineficacia de las típicas charlas puntuales.

Con esta filosofía, en nuestra región, el Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Drogodependencias de la Consejería de Sanidad y Política Social propone a los centros educativos el uso de un material educativo específico para trabajar las habilidades sociales y la prevención del consumo de tabaco, alcohol y otras drogas: Guía para la prevención del consumo de tabaco y alcohol en tercer ciclo de primaria.

Además, desde este blog recomendamos la revisión de dos ponencias expuestas en la Mesa “Tabaco y cannabis: liados en una misma realidad” de la VI Jornada de Prevención y Control del Tabaquismo del Comité Nacional para la Prevención del Tabaquismo (CNPT). Por un lado “Que funciona en prevención juvenil” y por otra parte “El Tabaco en la escuela” de las que en rasgos generales podríamos concluir:

Los programas de prevención universal desarrollados en el contexto escolar se han mostrado eficaces en relación a la prevención del tabaquismo, especialmente los centrados en el entrenamiento de habilidades sociales, la interiorización de las normas del uso de sustancias y el aprendizaje en saber hacer frente a la presión social y de grupo.
Los programas preventivos han de estar complementados por otras medidas de ámbito comunitario, de ámbito familiar, así como del fomento de espacios sin humo tanto de tabaco como de cánnabis.
Deberíamos avanzar en la superación de fronteras creadas por cuestiones organizativas y desarrollar una oferta coordinada de programas de prevención escolar, adecuada a la situación evolutiva y las necesidades del alumnado y que no sea competitiva entre los propios programas preventivos.
Avanzando en esta última idea, el Proyecto EVICT “Evidencia Cannabis –Tabaco” impulsado por el CNPT y financiado por el Plan Nacional sobre Drogas, concluye en un informe sobre el abordaje del policonsumo de tabaco y cannabis que “la prevención del tabaquismo y del uso de cannabis (y otras sustancias) no debieran competir, sino complementarse y mejorar de ese modo su efectividad y eficiencia”.

Entrada realizada por Adelaida Lozano Polo, enfermera del Servicio de Promoción y Educación para la Salud de la Dirección General de Salud Pública y Drogodependencias de la Consejería de Sanidad.

Bibliografía:

Moncada A, Schiaffino A, Basart E. Entornos escolares sin humo de tabaco: entre la protección y la promoción de la salud. Gac Sanit. 2001; 1; 25(4): 339-41
Consejería de Salud, Junta de Andalucía. A no fumar ¡me apunto!: guía para el profesorado [documento en Internet]. Sevilla: Consejería de Salud; 2009 [acceso 19 de junio de 2015]. Disponible en: http://www.anofumarmeapunto.es/file.php?file=%2F1%2FMateriales%2FGUIAANOFUMAR2011.pdf
Centers for Disease Control and Prevention (CDC). Guidelines for School Health Programs to Prevent Tobacco Use and Addiction [documento en Internet]. Atlanta, Georgia: Public Health Service; 1994 [acceso 19 de junio de 2015]. Disponible en: http://www.cdc.gov/mmwr/PDF/RR/RR4302.pdf
Ariza C, Nebot M. La prevención primaria del tabaquismo: un planteamiento integral. Prev Tab 2004; 6(2): 68-83
Manual de Escuelas Libres de Tabaco. Programa Nacional de Control del Tabaco. 2011.[acceso 10 de junio de 2015]. Argentina Disponible en: http://www.msal.gov.ar/images/stories/bes/graficos/0000000485cnt-2014-04_manual-escuelas-libre-humo.pdf
Thomas RE, McLellan J, Perera R. School-based programmes for preventing smoking. Cochrane Database of Systematic Reviews 2013, Issue 4. Art. No.: CD001293.
Langford R, et al. The WHO Health Promoting School framework for improving the health and well-being of students and their academic achievement. Cochrane Database of Systematic Reviews 2014, Issue 4. Art. No.: CD008958. DOI: 10.1002/14651858.CD008958.pub2.
Políticas escolares para la prevención del hábito de fumar en jóvenes (Revision Cochrane traducida). Cochrane Database of Systematic Reviews 2014 Issue 10. Art. No.: CD009990. DOI: 10.1002/14651858.CD009990
López Andreu J.A., Ortega García J.A. , Ferrís i Tortajada J. et al. Programa de prevención y tratamiento del tabaquismo desde la escuela: una llamada a los pediatras. REV ESP PEDIATR 2008;64(2):174-18

Copyright